Gracias a un sistema de presencia tu empresa dispondrá de una valiosa información que te permitirá conocer, por ejemplo , las horas trabajadas, los retrasos, calendarios, el cumplimiento de los horarios laborales y la planificación de ausencias y vacaciones, además de aumentar la competitividad de tus trabajadores y en consecuencia la de la propia empresa.

Hasta Marzo del 2016, lo obligatorio era llevar un registro de las jornadas a tiempo parcial. Así lo establece el Real Decreto 2/2015 de 23 Octubre. Una instrucción de la Audiencia Nacional publicada en marzo del pasado año, la 3/2016, señala la obligatoriedad de hacerlo también en casos de jornada completa.

Gracias a las tecnologías de identificación mas usadas actualmente para el control de presencia tales como son la biometría, principalmente huella dactilar, y RFID o proximidad aplicada en tarjetas de PVC, podríamos llevar a cabo esta labor de manera automática.

Un Sistema de control horario aporta valores añadidos que hacen que la empresa comience a rentabilizar su control de personal desde el primer día. Además de aumentar el compromiso y la productividad de tu plantilla haciendo tu empresa mas competitiva.