El desarrollo del Internet de las cosas permite actuar casi sobre cualquier elemento del hogar con la mano. Hasta hace poco, automatizar elementos de un hogar parecía al alcance de un puñado de ricos. Se contaban historias sobre las casas de algunos millonarios, popes de la tecnología. Pero ha llegado un punto en el que hasta los mando se han quedado anticuado. Ahora cualquiera puede tener el control de prácticamente todos los componentes de su vivienda en su teléfono móvil, desde las puertas hasta la cafetera. Ya podemos tener todo tipo de servicios domésticos en la palma de la mano. La oferta actual permite gestionar prácticamente toda la casa desde un Smartphone o Tablet.

Uno de los sectores que más avanza es el de la seguridad. La evolución tecnológica de las cámaras ha hecho que se puedan colocar de forma sencilla en cualquier rincón, y son muchas las empresas que ofrecen la posibilidad de observar lo que están captando en directo desde cualquier dispositivo. Pero no solo eso. Las cámaras ahora identifican objetos y envían avisos si observan algo extraño, y a ellas se suman otros elementos que hacen la vida más fácil. Ya no tendrá que preocuparse de si sale de casa con las llaves o de prestarle una copia a su prima cuando esté de visita. Podremos abrir nuestra casa desde una App, enviar la llave a cualquier persona durante el tiempo que estimemos oportuno y disponer de información sobre las veces que alguien ha entrado o salido de la vivienda, y de quien a sido. Y así podríamos seguir, en resumen,hoy en día tener tu hogar en la palma de tu mano es posible.